Pegamento, masillas y colas para piedra
Err

Discos de diamante: cómo ponerlos correctamente

Discos de diamante: cómo ponerlos correctamente  Aunque parece una cuestión básica, no siempre es evidente cómo colocar un disco de diamante sobre una amoladora. Se trata de una cuestión práctica que nos puede dar más de un quebradero de cabeza viendo cómo, pasada tras pasada, el disco no corta como esperamos, haciendo del trabajo una tarea imposible. A continuación te mostramos cómo evitarlo:

Por regla general, los discos de diamante suelen venir acompañados de algún tipo de indicación orientándonos sobre el sentido de corte. Suelen ser pegatinas o incluso grabados sobre la chapa del disco, normalmente junto al orificio del eje central ya que es la zona que menos sufre cuando se comienza a cortar.


¿Qué pasa entonces cuando esas pegatinas se han desprendido o el fabricante no ha tenido la deferencia de incluir unas flechitas que nos resuelvan el problema? Muy sencillo, debemos fijarnos en el diamante.


Los discos de diamante incluyen en sus pastillas o segmentos, pequeños fragmentos de diamante sintético. Este material, de dureza próxima a los diamantes naturales, es el que ejerce el efecto abrasivo sobre la piedra para poder cortarla. Si nos fijamos, están dispuestos de tal manera que simulan una forma de cometa, con una cabeza que sobresale, que correspondería con el diamante, y una cola o espalda, con menos relieve, que le sigue. Este efecto se produce cuando el fabricante "aviva" el diamante para que se pueda usar. Lo primero que roza será el segmento de diamante, dejando tras de sí, una zona de protección en la liga, formando el efecto de estela. Por lo tanto, dispondremos nuestro disco en el sentido de avance que marca la cabeza seguido de la cola.



Si nos fijamos en esta imagen, se puede apreciar el diamante seguido de la cola. Ese efecto tal como veríamos un cometa en el cielo, es el que nos debe orientar sobre cómo colocar el disco. Siempre el diamante por delante seguido de la cola.
¿Qué pasa si he puesto mal el disco?

En ese caso, lo más probable es que hayamos cegado el segmento y no nos corte indistintamente de cómo lo coloquemos en la máquina. Al poner mal el disco, los pequeños granos de diamante no encuentran el apoyo de la cola, desprendiéndose o fraccionándose. Las pastillas cegadas comenzarán a oscurecerse, se quemarán y dejarán de cortar.

¿Puedo recuperarlo?

Claro que sí, no sin un poco de esfuerzo. Si estás en el caso de tener un disco "cegado", deberás montarlo en tu radial o amoladora y buscar un bloque de algún material muy abrasivo como el hormigón, cemento o arenisca abrasiva. El proceso de rectificado consiste en hacer sucesivas pasadas hasta que el diamante vuelva a aflorar en el segmento a medida que gastemos la liga. Perderás un poco de altura de segmento en el proceso, pero conseguirás recuperar el disco y su capacidad de corte.  
Escrito el  7 Mar 2016 11:29 en Consejos y mantenimiento  -  Enlace permanente

Comentarios

De que esta echo el material del diamante que se usa en los discos
Redactado por: Jorge leos - 16 Dic 2016 5:56
Hola Jorge;
El diamante sintético empleado en las herramientas de corte, como discos de diamante, muelas diamantadas, etc, están fabricados a partir de grafitos sometidos a muy altas presiones y temperaturas. Posteriormente el diamante obtenido es clasificado, tamizado e inspeccionado según unas normativas para poder ser usado en herramientas profesionales.

Saludos, Granidisco.com
Redactado por: Granidisco - 10 May 2017 8:26

Escribe un comentario

Por razones de seguridad, todos los comentarios son moderados por el administrador antes de su publicación. Gracias por tu comprensión.
El nombre y el email son obligatorios. El email no será públicado.
Comentario
Nombre *
Email *
Sitio Web
 
Granidisco.com emplea cookies para facilitarle una mejor experiencia de uso. Navegando por esta web está aceptando su empleo.
Puede leer más sobre nuestra política de cookies aquí